PROMOCIONES

Enfermedad diabética del ojo

En los pacientes con diabetes mellitus, existe un alto nivel de azúcar en la sangre que puede dañar los vasos de la retina (capa del fondo del ojo que percibe la luz y envía las imágenes al cerebro).

Retinopatía Diabética No Proliferativa (RDNP):

Se ve en las fases iniciales de la enfermedad. Es cuando pequeños vasos sanguíneos dentro de la retina permiten la fuga de sangre o líquido, lo que produce inflamación de la retina o formación de depósitos llamados exudados. 

Retinopatía Diabética Proliferativa (RDP):

Está presente cuando se forman nuevos vasos sanguíneos anormales (neovascularización) en la superficie de la retina o el nervio óptico.

¿Cuándo debo revisar mis ojos?

Las personas con diabetes mellitus deben realizarse consultas médica por lo menos una vez al año.Si le es diagnosticado Retinopatía Diabética estas consultas son mas frecuentes.

Las mujeres diabéticas embarazadas, deberán hacerse revisión oftalmológica en el primer trimestre del embarazo.

¿Cuáles son los Tratamientos más eficaces?

El mejor tratamiento es la prevención.

Un estricto control del azúcar sanguíneo reducirá de forma significativa el riesgo a largo plazo.

Aplicación de rayos láser:

Se recomienda con frecuencia para las personas con edema macular, RDP y glaucoma neovascular. A veces es necesario realizar múltiples tratamientos con rayos láser a lo largo del tiempo. Los rayos láser NO curan la Retinopatía Diabética, pero detienen su avance para evitar la ceguera.

Inyección de medicamentos Antiangiogénicos:

Medicamento contra el factor de crecimiento endotelial vascular, ayuda a reducir el crecimiento de estos vasos sanguíneos anormales, pueden darse sólo una vez, o en una serie de inyecciones programadas.

Vitrectomía:

En casos de RDP avanzados el oftalmólogo realiza una microcirugía, extrayendo el vítreo lleno de sangre, reemplazando con una solución transparente y se aplican rayos láser para tratar de evitar otro sangrado.

Recuperación y Recomendaciones después de la cirugía 

Habrá un corto período de tiempo de descanso en el área de recuperación ambulatoria antes de le den de alta para ir a casa. 

Después de su cirugía, es muy importante ponerse las gotas para los ojos prescritas por su oftalmólogo. También deberá usar tapas protectoras para los ojos cuando duerme, y anteojos de sol especiales para protección contra la luz brillante. 

Deberá acudir a 3 consultas después de realizada la cirugía. La cronología de dichas consultas es al día siguiente, una semana después y al mes.

" En Oftavisión tu visión es nuestra misión "